Email: e-ventas@trujillo.cl / Cel: (569) 9240-5133 / Tel: (562) 2331-4800

Las bondades del Jamón Serrano

Las bondades del Jamón Serrano

En 1996 Trujillo comenzó a importar Jamón Serrano desde España a Chile. Después de más de 20 años en los supermercados, restaurantes y esta web, muchos ya lo consumen pero no todos conocen sus bondades.

El Jamón Serrano es un elemento esencial en la dieta mediterránea ya que aporta dosis de fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc, vitaminas B1 y B2. Además, contiene un 50% mas de proteínas que la carne fresca. El proceso de elaboración es 100% natural y no lleva ni aromatizantes ni colorantes.

Los ácidos grasos insaturados del Jamón Serrano son ricos en ácido oleico. Este ácido, característico del aceite de oliva, ayuda a producir colesterol bueno (HDL) en el organismo.

Proceso de produccíon del Jamón Serrano

Desde hace muchos siglos, el jamón serrano es parte de la cultura española y se refleja en sus tradiciones y su buena gastronomía. En la Antigüedad se elaboraba artesanalmente en las sierras españolas, donde el clima ofrece días fríos en invierno y suaves en verano. "Serrano" significa "de la sierra", de ahí el nombre de jamón serrano. Una sierra es un cordón montañoso, lo que en Chile denominamos cordillera. Si curásemos aquí el jamón, lo podríamos llamar jamón cordillerano

Hoy, gracias a la tecnología, el jamón serrano se elabora en cualquier parte de España, en instalaciones denominadas “secaderos” que reproducen las condiciones ambientales de la montaña, permitiendo procesos de producción mas homogéneos y estables, y una mayor calidad.

Para producir un buen jamón serrano se necesita:

  • una materia prima de cerdo suficientemente grasa
  • temperatura y humedad
  • sal
  • tiempo

A esto debemos sumarle el saber hacer, traspasado a través de los siglos.

Al comienzo de la producción, los jamones son masajeados y cubiertos con sal gruesa. La sal es la que permite una deshidratación progresiva de la carne. La curación del jamón serrano comienza con temperaturas muy bajas y un grado de humedad muy alto. A lo largo del proceso, la temperatura aumenta y la humedad decrece. El tiempo de curación depende del tipo de jamón que se esté elaborando.

Jamón Serrano y Jamón Ibérico

Existen dos tipos de jamones curados:

Jamón de Cerdo Blanco: Denominado jamón serrano. Se cura entre 7 y 16 meses y el cerdo se alimenta de cereales.  La pezuña es blanca.

Jamón de Cerdo Ibérico: Denominado jamón ibérico. También conocido popularmente como jamón pata negra. Se cura de 18 a 34 meses y el cerdo se alimenta con cereales y sale al campo libremente a pastar y comer bellotas. La pezuña de este cerdo es negra y es de señalar que esta raza no existe en Chile.

Ya lo sabes, si eres de los que disfruta con los aperitivos pero estás atento a mantener una alimentación saludable, el jamón serrano es tu opción. Te invitamos a revisar nuestras variedades de jamón serrano y jamón ibérico. ¿Quieres acompañarlo con un trago muy español y bajo en alcohol? Nada mejor que nuestra sangría.