TRUJILLO

Jamón Serrano de España

Jamón Ibérico de España

El sabor concentrado a carne curada del jamón serrano induce a buscar tintos de cuerpo. Sin embargo la fuerza en su sazón y el punto dulce-amargo, hacen tambalear a la mayoría de tintos dotados de aspereza. Si en cambio el jamón luce perfecto con blancos bien secos, especialmente los de crianza biológica con cierto punto de salinidad.

Armonía tradicional: Fino de Jerez o Manzanilla de Sanlúcar.

Armonía en Chile: Blancos de zonas frías con rica acidez y punto mineral. (Sauvignon blanc, Riesling, Sauvignon gris).

Contrapuntos: Rosados jóvenes y afrutados.

Cerveza: Pilsener secas y si es ibérico, las populares "bitter o pale ale" Británicas.

Queso Manchego de España

Queso de Oveja

Es uno de los pocos quesos curados y de sabor intenso que combina con tintos de crianza y con grandes reservas, más potentes y rotundos. En este caso el queso matiza y afina las típicas notas a vainilla de la madera encontrada en el vino redondea los taninos y perfuma el final de boca. Otra alternativa tenemos en vinos tintos afrutados y jóvenes, destacando la cepa Tempranillo o Cencibel en la Mancha.

Armonía tradicional: Tintos de La Rioja crianza o reserva. Tintos de Ribera del Duero, Toro, Monastrell del Mediterráneo, (Yecla, Jumilla).

Armonía en Chile: Una amplia variedad de vinos tintos empezando por los cabernet sauvignon reservas o Premium, syrah estructurados así como también, Vinos de Maule, malbec y merlot.

Contrapuntos: Tintos frescos y jóvenes sobre todo cuando el queso llega a un punto de madurez extrema y denotan cierto punto de picor.

Cerveza: Stout secas, imperial stout y si es queso muy curado, ideal una potente barley wine.


Queso Tres Leches

Suave y semi cremoso con un sabor bien balanceado es buen candidato para acompañar una amplia variedad de vinos. Pero antes aclaremos un pequeño detalle, evitar en lo posible la madera y pensar en tintos afrutados con cuerpo ligero a medio. También blancos maduros sin aristas (acidez).

Armonía tradicional: Tinto cosechero tipo Rioja o ligeros de Valdepeñas. Tintos jóvenes Penedés. Cavas brut.

Armonía en Chile: Tintos suaves preferentemente de la cepa carmenere, Blancos de gewürztramines y viognier sin madera.

Cerveza: Lagers más densas tipo Maibock, Märzen. Golden Ale tipo belga.

Queso Cabra

Es un queso distinto al prototipo chileno. Aquí se percibe una textura bastante suave, baja acidez y mantiene cierto matiz cremoso. Queso perfecto para un aperitivo o picoteo frente a espumosos rosados brut o blancos secos y aromáticos.

Armonía tradicional: Blancos de Somontano y de uvas Verdejo en Rueda. Cavas rosados. De quizás como el de malvilla, pero igual me encanta.

Armonía en Chile: Espumosos nacionales blancos o rosados brut (especialmente País de Miguel Torres). Riesling o Gewürztramines sin madera.

Contrapuntos: Sauvignon blanc de zonas frías con destacada acidez y toques herbales, ejemplo Malvilla de Chocalán.

Cerveza: Pilsener y las típicas artesanales blonde ale chilenas.

Chorizo Sarta Et. Verde

Chorizo Vela

Vela Ibérico

Embutidos gustosos con moderados puntos especiados y toques dulces a pimentón seco se funden bien entre blancos untuosos de buen cuerpo o tintos jóvenes y afrutados.

Armonía tradicional: Curiosamente con esos tintos bien coloreados de uvas Bobal un Utiel-Requena o tintos frescos de Mencía en zonas más frescas españolas (León y Galicia). Blancos de buen cuerpo, Viura en Rioja, Verdejo en Rueda.

Armonía en Chile: Pinot Noir de zonas frías, merlot de taninos redondos. Chardonnay o viognier de corta crianza.

Cerveza: Doble malta tipo voll Damm, poster y las ale negra estilo alemán "schwarzbier".

Chorizo Sarta Et. Roja

El tono picante del chorizo marca y decide por todos los demás ingredientes desembocando en rosados de carácter agridulce o por qué no la acidez destacada, viva y jovial de un blanco fragante.

Armonía tradicional: Blancos de Galicia, y en primera persona los albariños y los tibeiros de nueva generación.

Armonía en Chile: Blancos de Sauvignon blanc de Casablanca, San Antonio, Aconcagua Costa, Limari, Elqui.

Cerveza: Las scotch o schottish ale con tonos destacados de la malta y las amber ale.

Lomo Embuchado

Lomo Embuchado Ibérico

Jugoso y con ese toque de tocino veteado sobre la carne magra dominante. Los aliños aquí perfuman más que modifican y la armonía está asegurada con tintos sedosos y elegantes de cepas reconocidas.

Armonía tradicional: Tintos reserva de Rioja, Ribera del Duero, La Mancha, Toro, Priorato, etc...

Armonía en Chile: Idealmente con tintos reservas de zonas cálidas, merlot, carmenere, malbec o syrah de Colchagua, Aconcagua...

Contrapuntos: Rosado.

Cerveza: Las suaves Brown ale y las porter.

Los embutidos a continuación, parten de la misma base, cortes específicos del cerdo bien aliñados. Los matices particulares en el sabor de cada uno ya dependen de su tipo de condimentos, especias y dosificación. A la hora de elegir, la carne nos lleva por lógica a pensar en tintos, no obstante los aliños y la parte grasa lograrán un sutil cambio en el producto para decantarse mejor por vinos blancos que limpiarán y refrescarán el paladar.

Chistorra

Blancos de cuerpo (chardonnay, viognier) y tintos de taninos redondos (Carménère, merlot).

Longaniza Parrillera

Longanicilla de Campo

Con vinos rosados o cavas españoles y espumosos nacionales. Logra un rico contrapunto con blancos jóvenes y frescos nacionales (sauvignon blanc, riesling)

Chorizo Riojano

Blancos con buena acidez (Albariños y Ribeiros) limpian el paladar o bien tintos ligeros del año como claretes o cosechero. En Chile Pinot noir y Sauvignon blanc.

Chorizo Criollo

Butifarra

Definitivamente con blancos aromáticos del Penedés o Gallegos (Albariños y ribeiros), cavas. Blancos aromáticos de la variedad gewürztramines, riesling y chardonnay con leve crianza.

Cerveza: Las cervezas refrescantes de trigo como weissbier alemanas o witbier. Las lagers doradas o afrutadas blonde y golden ale.